Síntomas del Enfisema Pulmonar

Los síntomas del enfisema a veces se los pasa por alto pues avanzan lenta y progresivamente, por eso, si se es fumador con más de 40 años, lo mejor sería hacerse chequeos constantes para evitar desagradables sorpresas. Sin embargo, algunos de los primeros síntomas son:

• El principal síntoma es la falta de aire durante alguna actividad física, que anteriormente no representaba ningún problema al realizarla. A esta falta de aire se la conoce como disnea.

• Una tos persistente, en especial durante las mañanas, con flema de color. Comúnmente se piensa que la tos en una persona que fuma es normal, pero la tos es un síntoma claro de enfermedad, en especial si va acompañada de flemas. La tos tiende a aumentar con el tiempo y a atacar con mayor fuerza si no se diagnostica y se trata con un doctor calificado.

• También la persona se vuelve más propensa a contraer resfriados e infecciones como bronquitis, debido al debilitamiento del sistema respiratorio.
Si el enfisema no es detectado y tratado por un doctor, los síntomas se agravan con el tiempo y se presentas otros signos de la enfermedad que aparentemente no se encuentran relacionados con el sistema respiratorio, como:

• Cianosis que se manifiesta con una coloración azul-púrpura en las terminales venosas y arteriales como son dedos de pies y manos, uñas, y labios. Esto se debe a una insuficiencia cardíaca ocasionada por la mala oxigenación de la sangre.

• Empeora la disnea, llegando incluso a fatigarse tras una corta caminata.

• Sonido sibilante al respirar, es decir un sonido como de una respiración “húmeda” y que se produce por una alta acumulación de flemas.

enfisema pulmonar• Otros síntomas son pérdida de peso repentina, acompañado de dificultad para respirar incluso estando en reposo.

• En ocasiones puede darse un cuadro de sobre peso, con el cual la situación cardíaca puede agravarse aún más.

Las personas que tienen un enfisema grave ya avanzado, podrían poseer problemas alarmantes del corazón, el cual debe trabajar mucho más debido al daño en los pulmones, y la falta de oxigenación adecuada en la sangre, y esto lleva a sentir otras complicaciones como la presión arterial y dolores constantes en el pecho e hinchazón en el pecho, vientre y tobillos, por la falta de circulación. Finalmente, la consecuencia más grave que es la muerte por un paro cardíaco, un paro respiratorio, infarto pulmonar, etc.

Estos síntomas deben ser detectados a tiempo para tener la posibilidad de salvar su vida, pero la mejor solución a los problemas del enfisema es la abstinencia de fumar y la adopción de un estilo de vida sano y activo que permita a su cuerpo recuperarse de esta enfermedad que ataca lenta y silenciosamente.

Cabe anotar que si se sufre uno o más síntomas de los mencionados anteriormente, la mejor opción es acudir con un médico calificado para que haga un diagnóstico adecuado y acompañe con un tratamiento acorde a sus necesidades, a partir de ese momento, pero se debe evitar la auto-medicación que en el peor de los casos podría agravar el cuadro.

Crédito de la imagen Pulmonary Pathology